abuelo

Mi abuelo tuvo un negocio muy exitoso. En la década de los 80´s fue el propietario de “Soda Memo”, un pequeño local ubicado en los alrededores de la colonia 15 de setiembre, en San José.

En ella había una gran ventana que daba hacia la calle de lo que hoy es la circunvalación a San Sebastián. Adentro solo había dos mesitas con manteles cubiertos por un plástico transparente que por lo general estaban desocupadas pues parte del entretenimiento era sentarse en la barra alrededor de la cocina y con la mejor vista al viejo televisor o cerca de la buena conversación de mi abuelo.

Mi abuelo preparaba los plátanos maduros más deliciosos que he probado. Su ritual iniciaba con la escogencia de los plátanos más grandes y maduros, entre más negros mejor. Justo al sacarlos de la freidora les ponía el queso que de inmediato se derretía impregnando el lugar del delicioso olor a queso y maduro.

En varias ocasiones pude ver cómo algunas personas esperaban fuera del negocio a que don Memo abriera y así poder disfrutar de esta delicia.

Las antiguas técnicas de ventas que usó mi abuelo ya no son suficientes para tener un negocio exitoso.  Cada vez son menos los emprendedores que abren una “ventanita” y los clientes hacen fila para consumir su producto.

Robert Kiyosaki, gurú de las finanzas, dice que se puede tener el mejor producto pero sin una red de distribución pocos lo conocerán.

Las antiguas formas de mercadear se han ido apoyando de los medios digitales y si aún presentas resistencia al uso de la tecnología te muestro algunos datos interesantes revelados por el estudio de la RED 506 para el periódico El Financiero en Costa Rica:

  • 7 millones de líneas telefónicas de celulares están conectadas a internet.
  • Las Redes más utilizadas diariamente son:
    • WhatsApp con 1.8 millones de personas activos diarios
    • Facebook con 1.6 millones de personas activos al día

Es indudable que cada vez son más las personas que hacen uso de los medios digitales. Ante estos datos los expertos en marketing digital se aventuran a decir que “si no estás en internet no existes y muy pronto tampoco podrás vender”.

Hazel Castillo, asesora de social media, dice que “estamos mensajeando todo el día, todos los días…El consumidor conversa a diario con su círculo social y espera que las marcas le respondan igual”

Las posibilidades son ilimitadas, y es aquí donde mi mente vuela e imagina el negocio de mi abuelo en estos tiempos…

¿Qué habría hecho mi abuelo con todos estos datos? Sería un ciberabuelo.

Él fue el primero en tener un televisor en el barrio antes de que la primera televisora nacional iniciara sus trasmisiones, siempre adelantándose a la tecnología de punta.

Si mi abuelo tuviera mercadeo digital su soda tendría presencia en las redes sociales de uso frecuente por sus clientes. Si le escribieras al Messenger un robot te saludaría y te ayudaría a evacuar las consultas frecuentes.

Memo tendría la capacidad de llegar a más personas compartiendo contenido de valor, adecuado a los gustos de sus comensales. Interactuaría con ellos comprendiendo que los cibernautas llegan a las redes para compartir y divertirse, no para que les ofrezcan productos.

Sus clientes podrían llegar a su negocio usando Google Maps o si pasaras cerca de la soda un anuncio de Waze te persuadiría para visitarla.

Si mi abuelo se apoyara en la tecnología tendría un sitio web para desarrollar la imagen oficial de su negocio. Las personas lo podrían ver y conocerían la cálida persona que es, las personas se conectarían más con el negocio al ver el lado humano de Memito.

Le textearías al WhatsApp y un mensaje automático de su cuenta Business te respondería. Encontrarías sus servicios en la app de Kimuk y en YouTube encontrarías su canal con vídeos de consejos para hacer las mejores empanadas y mucho más.

Si “googlelearas” comer cerca de mí,  encontrarías entre tus primeras búsquedas el negocio de mi abuelo y podrías ver algunas imágenes de su deliciosa “jamburger”. Te darías cuenta que mi abuelo abría el negocio en las mañanas y que su día libre eran los lunes.

Al navegar podrías encontrar publicidad de don Memo en tus sitios de interés, y los banner de su Soda te perseguirían por la web.

Recibirías emails de don Memo felicitándote por tu cumpleaños o hablándote de la nueva entrada en su blog de cocina.

Así sería mi abuelo, emprendedor de la tecnología actual. Las oportunidades que le ofrecerían los medios digitales son extensas y sería una enorme oportunidad para que su negocio local se diera a conocer, multiplicara sus clientes y se expandiera a nuevos mercados.

Es tu turno de aprovecharlo, don Memo ya lo hizo en mis sueños.

Contrata a Malcolm en Kimuk con el usuario: